De gira por el mundo • Me llamo Yanina Burns y soy el ser vivo viajero detrás de las historias de De Gira Por el Mundo.
De gira por el mundo • Me llamo Yanina Burns y soy el ser vivo viajero detrás de las historias de De Gira Por el Mundo.
Yanina Burns
preguntas-viajeras

FAQS

PREGUNTAS VIAJERAS

En el 2009 preparé mi primer viaje, dentro de todo largo. Recuerdo perfectamente todas las dudas que se me cruzaban por la cabeza: “Qué llevo en la mochila?”; “Me voy a querer matar con esta mochila a cuesta”; “Qué hago cuando llegue?”; “Cómo voy a moverme si no se hablar inglés?”; “Cuánta plata llevo?”, entre otras…
Todo era una duda, una incertidumbre constante!

Y con el correr de los viajes, recolectando experiencias de otros viajeros, leyendo blogs y demás, fui encontrando “respuesta” a algunas dudas que se me presentaban.. Es por ello, que quiero compartirles las respuestas de algunas preguntas viajeras, que seguramente les serán útiles a muchos de ustedes.

Quiero aclarar, que las respuestas que doy, no son la verdad absoluta; son respuestas 100% subjetivas basadas en mi experiencia y en la de otros viajeros. Por esto, si tenés una respuesta diferente o tenés alguna pregunta que te gustaría que agregue, súmala en los comentarios de abajo!

Los pasajes y el transporte

Sin dudas, ésta es la pregunta del millón! Con el correr de los años, aparecen nuevos buscadores de vuelos y nuevas opciones que nos permiten encontrar el precio más bajo, por eso voy cambiando mis técnicas de “cazadora” de vuelos. Generalmente, cuando busco pasajes, comienzo por la página Kayak, seleccionando la opción Explore, donde te da la opción de poner un mes en el cual viajar y te muestra todo el planisferio con todos los precios más bajos para viajar a cualquier parte del mundo.

Una vez allí, me fijo si hay algún vuelo barato a algún país cercano, al destino donde realmente quiera ir… Por ejemplo, si tengo ganas de ir a recorrer el Sudeste Asiático, me fijo qué aeropuerto tiene los mejores precios para comenzar mi viaje.

Luego de fijarme en Kayak, cuales son las fechas más baratas para viajar, entro a la página Skyscanner, en donde vuelvo a hacer la búsqueda seleccionando la opción “Mes Completo” y allí me fijo qué compañías son las más económicas. Pero lo compro, a través de la página de la compañía directamente.

Siempre antes de viajar, me informo sobre determinadas cuestiones, leyendo otros blogs y/o foros, sobre el destino a donde iré, y qué sugieren sobre el transporte, entre otras cosas. Asimismo, suelo mirar en páginas como GoEuro, la comparación de precios de diferentes transportes entre ciudades.

Como todo en la vida, ambas tienen sus pro y sus contras.

El avión es mucho más rápido, pero hay que tener en cuenta las dos o tres horas, que hay que estar con anticipación en el aeropuerto, y el tiempo que puede generarnos hacer los trámites de migración y de recoger el equipaje.

Los aeropuertos quedan más lejos del centro, por eso hay que considerar los gastos y el tiempo que nos acarrea movilizarnos de/desde el mismo.

Los vuelos pueden atrasarse y demorarse, lo que puede complicarnos un poco si estamos cortos de tiempo de viaje.

Los vuelos muchas veces salen más baratos que un pasaje/ticket de tren.

En los trenes podes disfrutar del paisaje mientras se viaja, charlar con personas de otras culturas y ahorrarte pagar un hotel, si viajas de noche en una litera.

Las estaciones de trenes suelen estar ubicadas en el centro de la ciudad, por lo que es más económico llegar a ellas. Uno viaja con el equipaje encima, por lo que nos ahorramos el trámite de ir a buscar la mochila en la cinta.

Los trenes, casi siempre, salen puntuales.

Los pasajes/tickets de tren suelen salir un poco más caro que un avión low cost, pero tenés varias opciones de asientos o camas, así como también de velocidades.

Esto depende de qué país se trate. Particularmente, me gusta ir organizando el viaje “sobre el pucho”, entonces no soy de sacar con mucha anticipación. Los vuelos de largas distancias, los saco antes, al solo efecto de poder obtener un mejor precio. Los trenes y buses los voy sacando con días de anticipación. Si vas a viajar en barco, te conviene fijarte qué día y a qué hora pasa por el puerto y si se requiere reservar previamente.

el equipaje

Depende del viaje que quieras hacer y a donde vayas a ir. Particularmente suelo usar mucho más la mochila, ya que me permite caminar por la ciudad, subir y bajar escaleras (más que nada en los subtes), sin tener que estar preocupándome por las rueditas de la valija y haciendo fuerza cuando suba escalones.

Lo ideal, es que si viajas con alguien, todos tengan el mismo tipo de equipaje, ya que es muy engorroso cuando uno está luchando con una valija de rueditas y el otro con una mochila.

Con respecto a la carpa, no suelo llevarla de viaje ya que, más que nada, me hospedo en hostels/hoteles/casas de familia; y cuando hago trekkings, habitualmente, duermo en refugios.

Con relación a la bolsa de dormir, siempre la llevo. No solo porque soy una persona friolenta, sino porque cuando duermo en trenes de larga distancia en cama, evito dormir sobre sabanas usadas, aislándome con la bolsa de dormir. También la uso cuando voy a algún que otro hostel en donde no reina la limpieza.

Si vas a irte de viaje a zona de playa, y sabes que vas a estar panza arriba todo el tiempo, y a lo sumo, harás algún trekking, llevá ojotas y unas zapatillas.

Pero si sabés que vas a hacer muchos trekkings de varios días en la montaña, yo le sumaría unos borceguís impermeables.

Soy mujer y también me gusta estar arreglada, pero jamás me llevo zapatos taco alto. Mis ojotas con mi calzado de día y de noche. Trato de llevar el menor equipaje posible.

Para mi gusto, lo ideal es que la valija pensé menos de 10 kilos, y la mochila de mano, no pese más de 5 kilos.

Hay que tratar de resumir lo más posible el equipaje, y ser honestos con nosotros mismos y dejar lo que no vayamos a usar.

Tengan en cuenta que la ropa se lava y que muchos artículos de limpieza los pueden ir comprando a medida que viajan.

Si vas a viajar a lugares donde las temperaturas son extremadamente frías, tendrás que llevar alguna campera acorde a tal situación, y en lo posible ropa térmica y de secado rápido para evitar llevar mucha ropa.

Pero en cambio, si vas a visitar varios lugares en donde las temperaturas pueden variar entre más o menos frías y cálidas, te recomiendo que lleves algún buzo, camiseta térmica y alguna campera de pluma que se pueda enrollar y no ocupe espacio (para cuando no la uses)

Siempre me llevo si o si:

  • Una cadena pequeña y un candado, para poder atar las mochilas en trenes o lugares públicos y poder dormir tranquila. También me sirvió mucho, cuando viajé a India o en Siberia, que amarraba la mochila el techo de los buses para evitar que se caiga en el trayecto.
  • Soga fina (qué no sea de hilo sisal), para poder armar tender y poder colgar la ropa húmeda en cualquier lado. Si la soga es elástica, mucho mejor! (El hilo sisal mancha las prendas cuando están húmedas)
  • Bolsa de dormir, por si hace frío o por si las sabanas de nuestro alojamiento no son muy limpias. (Para que la bolsa de dormir me ocupe menos espacio, la achico ajustándola con la soga elástica)
  • Vitorinox, te va a servir para todo, desde pelar una fruta, hasta cortarte las uñas.
  • Linterna frontal (son las que se ajustan en la cabeza, quedándote la linterna en la frente), ideales para cuando dormís en hostels o en trenes y querés leer algo o buscar algo en la mochila mientras todos duermen.
  • Adaptador universal con varios enchufes.
  • Funda de mochilas, por si llueve.

Bolsas Ziploc, para guardar el celular pasaporte y dinero por si se larga a llover.

Viajé toda mi vida con mochila, por lo que se perfectamente, que aunque tengas 10 kilos encima, la mochila puede llegar a pesar, y mucho. Por lo que es imprescindible que uses todos los ajustes que tiene la mochila que no son de adorno, precisamente. Es fundamental que tengas bien ajustado el broche de la cintura y  el broche que está justo en el pecho. Y por último las dos tiras que cuelgan, al lado de las piernas, los tires con fuerza hacia atrás, así queda bien a tu medida.

El dinero

Si vamos a realizar un viaje corto (menos de un mes), lo mejor es llevar el dinero en efectivo, e ir cambiándolo a medida que vayamos necesitando, en casas de cambio o bancos.

En cambio, si el viaje es más largo, lo ideal sería contar con alguna cuenta en el banco y poder ir retirando dinero de los cajeros de cada país, teniendo en cuenta siempre de sacar una cantidad considerable que amerite la comisión que nos cobran los cajeros (generalmente son 5 usd cada 100 usd)

Siempre cambien en casas de cambio autorizadas o, mejor aún, en bancos. Traten de pedir alguna recomendación en el hotel/casa de familia/hostel de dónde pueden ir. Hay muchas que son muy chantas. Por ejemplo, en Bali, hay muchos negocios que venden artesanías o hacen masajes, que también ofrecen cambiar dinero. Suelen ofrecerte cambios muy buenos, pero te dan todo en cambio, para perderte y así, hacerte perder bastante. En otros lugares, también publican precios a buen cambio, pero luego te cobran una excesiva comisión, por lo que, les recomiendo que siempre consulten si se les cobra o no comisión, para evitar futuros problemas.

Si cuento con tiempo para preparar el viaje, a veces suelo cambiar un poco de dinero en alguna casa de cambio, para que me den el dinero necesario, en la nueva moneda, para poder moverme el primer día al menos y no tener que ser “estafada” en las casas de cambio fronterizas o del aeropuerto.

La página www.xe.com , suele tirar cambios acertados. Siempre me anoto cual es la cotización previo a hacer alguna transacción, al mero efecto de tener una idea.

Esto depende mucho de cuánto quieras gastar. Usualmente, me fijo cuánto me saldrá el hospedaje por día, me fijo en blogs (como éste) cuanto sale comer, a lo que también le sumo lo que estimo gastar en transporte.. De todas formas, siempre llevo un poco más de lo que estime, por si me quiero dar algún gustito como tomarme una cerveza o comprarme algo.

El itinerario

El itinerario es algo muy personal, depende de tus gustos, del tiempo que tengas, del dinero que quieras gastar y si viajas con otra persona, también depende de ella.

No suelo hacer itinerarios muy rigurosos, simplemente decido qué lugares me gustaría conocer imprescindiblemente, y luego, si tengo tiempo, voy viendo sobre la marcha, ya sea googleando o consultándole a la gente local (que suelen tener la mejor info)

Para mis viajes, no suelo armar itinerarios muy estructurados, ya que decido que haré en el momento; si me gustó una ciudad y me quiero quedar más días, lo hago.. y no tengo un pasaje de tren o de avión que me esté apurando.

En cambio, hay personas que les gusta más la organización, y no “viajar a la deriva”; pero esto es cuestión de gustos y de formas de viajar (incluso, formas de ser).

Buena pregunta, diría un profesor! El tiempo que se le dedica a cada lugar es algo muy personal; por eso soy de las personas que no organizo mucho el tiempo de cuantos días estaré en cada ciudad. Pero entiendo que cuando tenemos poco tiempo para viajar, debemos organizarnos para poder aprovechar al máximo y no quedarnos “estancados” en algún sitio que quizás no nos gusta tanto.

Las veces en que el tiempo de viaje me corría, leía foros de viajeros o blogs que sugerían mas o menos cuánto tiempo se le debe dedicar a una ciudad.

La realidad, es que siempre priorizo mi tranquilidad y el “no estar corriendo de vacaciones” y por eso, prefiero recorrer menos ciudades, pero disfrutarlas y estar más relajada.

Por eso, si no sabés cuánto tiempo le podes dedicar a cada lugar, te recomiendo que leas, que es lo que dicen otros viajeros sobre el tema, teniendo en cuenta que te gusta a vos. Por ejemplo, si te dicen que para visitar una ciudad necesitas 5 días, incluyendo visitas a museos, y a vos no te interesa visitar ningún museo, lógicamente deberás dedicarle menos tiempo.

Igual, de todas formas, cuando viajé corta de tiempo y no podía recorrer muchas ciudades, pensaba internamente que tengo toda mi vida para recorrer todos los rincones del mundo que quiera, que no tenía que quedarme sin aliento para hacerlo de un tirón. Tranquilos, vayan despacio!

Seré sincera en éste punto, y la verdad es que me parece un desperdicio gastar dinero en excursiones, cuando la mayoría de los lugares los podemos conocer yendo nosotros mismos, en transporte público, ahorrándonos mucho dinero!

Peeeero, toda regla tiene su excepción, y a mí entender, los escasos supuestos en dónde contrataría un tour son:

  • Buceo, por razones obvias.. el equipo, la lancha, que tenés que ir acompañado, y demás..
  • Parapente, Rafting, y afines: En éste caso no podemos zafar de alquilar un tour porque al ser “deportes de riesgo”, nos tienen que brindar seguridad y equipamiento. Pero, cuando contratás éstas excursiones, siempre te incluyen la recogida en el hotel/hostel y el traslado hacia el lugar donde realizarán la actividad, pero si uno se ocupa de auto trasladarse a ese lugar, quizás podemos obtener un descuento por no utilizar el servicio de recogida en el hotel.
  • Lugares peligrosos, tales como para entrar a una favela o caminar en la selva, son lugares donde si o si, tenés que ir con gente entendida en el tema.

Monopolios turísticos. Me ha pasado muchas veces que quería llegar a alguna isla y que me digan que sólo se puede llegar en tour, que no hay ninguna lancha ni bote privado que te lleve. A eso llamo, monopolios turísticos.

La seguridad

Para que tu viaje no tenga ningún exabrupto, tené en cuenta los siguientes consejos:

  • Nunca pongas el dinero ni las tarjetas en la mochila o valija que vayas a despachar, ya sea cuando viajes en avión o bus.
  • Nunca lleves todo el dinero junto… tratá de dividirlo en varios lugares.
  • Usá portavalores, o cinturones para viajar tranquilo.
  • Llevá dinero en efectivo y alguna tarjeta de crédito o débito para que tengas más de una alternativa si te pasa algo.
  • Llevá un candado para guardar tus cosas en lockers.

Todo depende del lugar donde este viajando y si donde estoy hospedada me genera la confianza de dejar el dinero allí dentro.

Si el hospedaje me genera, dentro de todo confianza, suelo dejar el dinero dentro del locker con candado, siempre contenido dentro de algún porta cosmético o pote de crema vacío (escondiéndolo)

En caso de que no haya locker, y el lugar me genere cierta confianza, lo dejo dentro de mi mochila pequeña con candado, y a su vez, busco algún mueble en donde pueda enganchar la cadena.

Si el alojamiento no me genera confianza, y el país es medianamente seguro, me llevo el dinero (siempre y cuando no sean grandes cantidades) conmigo, en algún guarda valores o cinturón escondido.

De todas formas, siempre tratemos de ser positivos y de creer que no va a pasar nunca nada.

Si te llegan a robar estando de viaje, el primer paso es hacer la denuncia; más que nada si se tratan de cosas de valor. En caso de que te roben el pasaporte, deberás comunicarte con la Embajada o Consulado de tu país para dar aviso y que te expliquen los pasos a seguir. Yo siempre llevo una copia de mi pasaporte, por si las moscas!

Cada vez son más las mujeres que se animan a viajar solas; y no hay nada que pueda pasarte, que no te pase en tu ciudad. Siempre que viajé sola, tomé ciertos recaudos, tales como no emborracharme o no andar sola en zonas desoladas, por ejemplo.

Documentación, visas y vacunas

Usualmente, intento averiguarlo a través de las páginas de los Consulados o Embajadas de los países a los que quiera ir. Y también me fijo si la puedo tramitar desde donde esté, ya que no todos los países tienen embajadas y/o consulados en todos lados. Por ejemplo, cuando quise tramitar mi visa de Mongolia desde Argentina fue imposible, por lo que tuve que ir a tramitarla a Rusia (y tardaba como una semana).

La realidad es que los países que exigen determinadas vacunas para entrar son muy pocos; por ejemplo, en Tailandia, le exigen a los argentinos que entren con pasaporte argentino, que tengan el certificado de la vacuna contra la fiebre amarilla, caso contrario no ingresarán (a menos que tengan pasaporte italiano también, ya que no existe tal requisito para Italia).

De todas formas, a veces, es necesario, darse algunas vacunas para poder evitar o disminuir los efectos de algunas enfermedades.

Casi todos los países tienen hospitales en donde se pueden solicitar turnos con médicos, a efectos que les informen, que prevenciones se pueden tomar para visitar determinados países. En Argentina, pueden llamar al Hospital de Infecciosas Muñiz, en Parque Patricios (tel. 011 43042180) y solicitar un turno para “Medicina para viajeros”. Ahí mismo les darán todas las órdenes para vacunas y medicamentos, teniendo en cuenta los países que vayas a visitar. 

ATENCIÓN! Lo mas factible es que cuando vayan a la consulta con algún médico sobre Medicina para Viajeros, los llenen de recetas de medicamentos y de vacunas. En tal caso, les recomiendo que compren los medicamentos o se den las vacunas que crean necesarios (tampoco seamos paranoicos).

El alojamiento

Si y no.

Es conveniente buscar alojamiento con anticipación cuando ya sabes que vas a llegar de noche a la ciudad o cuando sabes que viajas en fechas de alta demanda. Por ejemplo, si pensás viajar a Río de Janeiro para Año Nuevo, sin dudarlo sácalo con anterioridad, dado a que no vas a encontrar nada, o nada muy económico.

Por otro lado, si tenés tiempo y viajás en “época no pico”, lo ideal es ir a buscarlo vos. Llegas al lugar donde más concentración de alojamientos haya y ahí empiezas a entrar a uno y a otro, consultando precios y viendo vos mismo las opciones, intentando regatear.

Fé de Erratas: A veces, donde está la mayor concentración de alojamientos, no es la mejor zona para hospedarte. Por ejemplo, en Udaipur (India), la mayor cantidad de alojamientos están en pleno centro de la ciudad, pero si cruzas el puente del lago, hay un sector mucho más tranquilo, con mejores opciones y precios.

Sin dudarlo, el principal gasto en un viaje es el hospedaje. Podemos ahorrar en éste ítem con las siguientes opciones:

  • Dormir en carpa: Sacrificamos confort, pero ahorraremos dinero. La mayoría de los campings cobran muy poco. Lo malo es transportar la carpa y todo lo que ella conlleva, como saco de dormir, aislantes, etc.
  • Dormir en hamaca paraguaya: Si vas a alguna zona de calor, podes plantar tu hamaca y un mosquitero en cualquier lado y dormís como un rey. Tienen que comprarse hamacas de campings, que son súper chiquitas y prácticas. Obviamente que si llueve, no te va a servir ésta opción. También he implementado dormir en hamaca, cuando tuve largos viajes en ferry por Indonesia, donde toda la gente dormía amontonada en el deck del barco. Ante tal situación, colgué mi hamaca y me tapé con la bolsa de dormir..
  • Sacar buses y trenes en horarios nocturnos: De ésta manera, te ahorrás la noche de hostel/hotel.
  • Dormir en estaciones de bus o aeropuertos: Cuando la seguridad del país lo amerite, podes dormir en éstos lugares cuando estas en tránsito a otra ciudad.. Lo malo es que nunca dormís muy relajado.. por lo menos yo, suelo dormir como en vigilia. Pero algo es algo..
  • Couchsurfing: Es una aplicación, una página web, por la cual los viajeros pueden alojarse en forma gratuita casi en cualquier parte del mundo. Sin embargo, la finalidad del Couchsurfing es el intercambio cultural (no dormir gratis). La gente que te aloja simplemente te brinda un lugar para dormir, que puede ser un colchón, un sofá, una cama..
  • Hostels: En los hostels se comparte la habitación y el baño con otras personas; pero hay que buscar bien los precios, ya que hay muchos hostels que son mas caros que un hotel.

La salud

Si hay algo que hago siempre antes de cada viaje, es averiguar si necesito algún tipo de seguro de viaje especial, ya sea porque el país requiere que el seguro cubra hasta una determinada suma por accidente o enfermedad (como los países europeos sujetos al Tratado de Schengen) o si no aceptan determinados tipos de asistencia (como Cuba que no acepta seguros médicos emitidos por empresas estadounidenses), o tengan algún requisito raro a la hora de entrar con relación a éste ítem.

Por eso, les recomiendo que busquen en las páginas de los consulados o embajadas de los países a los que quieran visitar, más allá que la mayoría de los países no tienen muchas restricciones en cuanto a éste tema.

También es importante a la hora de elegir un seguro de viaje, si vamos a hacer deportes de riesgo, ya que hay algunos seguros que no cubren accidentes como consecuencia de tales actividades.

En principio, si te pasa algo, comunícate con la empresa de asistencia al viajero, y ellos te dirán a qué clínica tendrás que ir, e incluso, en muchos casos, te enviarán un médico a donde te encuentres, a menos que se trate de una emergencia en donde no hagas a tiempo  a llamar al seguro.

En caso de que no tengas seguro, averiguá donde está el hospital más cercano, procurando que sea un hospital y no una clínica, ya que las clínicas, lo más factibles, es que te cobren bastante.

Esto depende mucho del viaje que vaya a realizar. Pero siempre es imprescindible llevar: termómetro, curitas, gasas y cinta, paracetamol, loratadina (soy muy alérgica), caramelos de propóleo para garganta, repelente de mosquitos y pervinox.

Muchas veces, en viajes largos, me llevo sales rehidratantes (para la diarrea).

Algo muy útil, si pensás hacer trekkings, es llevar las bandas elásticas para esguinces, que ocupan re poco y pueden salvarte; y si vas a subir grandes alturas, también te conviene llevar alguna pastilla para el mal de altura.

Idiomas y comunicación

La realidad es que cuando empecé a viajar no sabía nada de inglés. Era de las personas que aprobaban inglés, en el colegio, de casualidad. Fui viajando y aprendiendo sobre la marcha, lo que iba necesitando saber. Recorrí más de 35 países sin tener un inglés perfecto (ni cerca); por lo que no es para nada necesario tener un buen nivel de inglés. Si lo tenés, suma mucho! Pero no es necesario.

E incluso, hay un montón de países que los habitantes no saben inglés, y ahí hay que rebuscarse la forma de entender y hacerse entender. Por Ej. China.

Como ser necesario, no es necesario. Pero sí, es muy útil tener una simcard del país cuando viajamos.

A ver, la simcard es útil para usar el traductor, tener los mapas siempre disponibles en caso que no los tengas off line, googlear que hacer en cada lugar, buscar alojamiento mientras viajamos al destino, llamar Uber, entre otras cosas.. pero la realidad es que si vamos a estar una semana sola en un país no vale la pena comprar una simcard.

Yo suelo comprar simcard cuando sé que estaré 15 días o más, sino para mí, no se justifica el gasto.

Hay países que las simcard son muy baratas como en India o Indonesia (15 usd), pero hay países donde son un poco más caras y te piden muchos requisitos, como en Estados Unidos.

En primera instancia, siempre trato de hablar en inglés.

Si la persona no habla inglés, trato de ver qué idioma habla (quizás no habla inglés, pero si español.. me ha pasado!)

Si no tenemos ningún idioma en común, intento hacerme entender con señas, ya sea señalando un lugar en mapa, o algo que quiera comprar, o haciendo un dibujo (como lo hice mucho en China).

En caso de que el “dígalo con mímica” fracase, busco a otra persona, o pregunto en voz alta si hay alguien que hable inglés o español para que pueda hacerme de traductor unos minutos.

Pero, y con esto volvemos al ítem anterior, si tenés una simcard, podes utilizar nuestro querido traductor y listo el pollo.

Como te comenté al inicio de estas preguntillas, si tenés alguna respuesta diferente o complementaria  a las anteriores F.A.Qs, o te gustaría que agregue alguna nueva que se te ocurrió, o simplemente querés dejar tu comentario por todo lo que antecede, podés hacerlo aquí debajo! Los leo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *