De gira por el mundo • Me llamo Yanina Burns y soy el ser vivo viajero detrás de las historias de De Gira Por el Mundo.
De gira por el mundo • Me llamo Yanina Burns y soy el ser vivo viajero detrás de las historias de De Gira Por el Mundo.
Yanina Burns

Blog

Xi´an y el barrio musulmán

La mayoría de las personas que visitan X´ian, llegan allí para poder ir a conocer los Guerreros de Terracota (Terracotta´s Warriors), que se encuentra a una hora de la ciudad. Pero la verdad es que X´ian es una ciudad alucinante, que tiene muchísimas cosas para hacer, y super animada. Y sin querer desmerecer a los «amorfos» guerreritos, lo que mas me gustó de X´ian fue la esencia y la autenticidad de ese lugar.

Sus calles son muy movidas, llenas de negocios, ferias y puestos ambulantes. Llena de color. De noche, la Torre de La Campana y la Torre del Tambor, se iluminan, y a su alrededor se junta mucha gente que miran los espectáculos callejeros que se arman.
Pero lo que mas me gusta de X´ian es sin lugar a duda su barrio musulmán. Cada vez que voy a Chia, me doy una vuelta por ahí, solo para ir a recorrer ese barrio.

 

Multitudes de personas en el Barrio Musulmán (Xi´an)

Conocí este lugar, porque lo recomendaba una guía de viajes, dentro de la sección «Qué hacer en X´ian», pero lo nombraba como algo más.. Me llamó mucho la atención el hecho de que exista un barrio musulmán dentro de China, ya que los chinos soy en su gran mayoría budista. Toda mi vida me imaginé a chinos budistas o con religiones afines y me era difícil pensar en chinos practicando el Islam. Al ver eso, empecé a averiguar y China tiene el 1,4% de su población musulmana, es decir alrededor de 20 millones de chinos. Los musulmanes chinos fueron reprimidos durante mucho tiempo, y fueron totalmente controlados cuando Mao Zedong, llegó al poder con su gobierno comunista. Recién en 2001 se «permitió» la práctica del Islam, y de ésta manera se podrían celebrar las fiestas de esta religión y construir sus propios cementerios, entre otros beneficios. De todas formas se siguen prohibiendo aquellos textos del Corán que para el Gobierno Chino (que sigue siendo comunista), son considerados no aptos.

Éste barrio está repleto de restaurantes y puestos de comida callejera.

Bueno, ahora si, el barrio musulmán de X´ian queda en el pleno centro de la ciudad, cerca de la Torre del Tambor. Y en el se encuentra como corresponde, la Gran Mezquita de X´ian. Éste humilde barrio, fue una de los mejores lugares que vi, en mis viajes por China. Es increíble ver la Gran Mezquita y ver sus muros con escrituras en árabe pero con decoración china. Es algo totalmente diferente a lo que uno se imagina del Islam y sus mezquitas con las torres y cúpulas características. 

 

A medida que vas recorriendo, y perdiendote por los pasillos del barrio, vas descubriendo mas como se mezclan ambas culturas. Las mujeres tienen el cabello tapado por el hiyab, y los comerciantes venden carne halal. Ésto último me sorprendió bastante, debido a que conservan la carne con sal, al estilo antiguo.

Creo que no se estaría conservando la cadena de frío en ésta carnicería.

Pinchos de pollo y de cerdo. Están en todos lados de China

Cuando visiten Xi´an deben probar si o si, los papines de Xi´an. Son los mejores que he probado en mi vida!! Recuerden que si no son muy amantes del picante, pidan que los cocinen sin eso, diciéndoles «PU IAO LÁ»

Recorrí muchas veces este barrio y jamás vi una sola heladera o refrigerador (prendido). La carne la tienen colgadas de ganchos, y quien va a comprar, le cortan un pedazo de ahí mismo. Otros, ya tienen realizados determinados cortes, y lo ponen en bandejas sin ni siquiera hielo para conservarlo. De hecho, las bebidas las guardan en heladeras que no están encendidas. 

Algo raro que vi en China es que hay puestos que se dedican a vender pura y exclusivamente un producto. En éste caso, aquí tenemos una vendedora de nueces.

La deliciosa comida de barrio musulmán

La comida del barrio, es una de las mejores que he probado en China, (o por lo menos tuve suerte en los lugares que comí y en las cosas que probé. De todas formas, me llevé algún que otro chasco. )
Acá podes encontrar comida deliciosa que no las vi en muchas partes de China, tales como «mataba», que es una masa, bastante finita y crujiente, que tiene como relleno algunas verduras y entre ellas cebollas, que se «fríe» en una especie de plancha. 

Muchacho preparando un delicioso mataba

También podés encontrar, (y que son muy ricos allí) bollos al vapor, que los podes pedir solos o en sopa, consisten en masas blandas, rellenas de pollo o verduras. Son parecidos a los Dumpings que podes comer en Polonia o los Momos de Nepal.. o una mezcla de ambos. Por supuesto que vas a encontrar kebab y sopas de todo tipo
Me encantaron papas fritas que vienen en un palo, o papines que se hacen al wok, bastante picantes. 

Amo estos papines.

Por todos lados venden, huevos fritos de codorniz, panes musulmanes, leche de soja, frutos secos de lo que te puedas imaginar y mas, y una especie de budín de pan (sin azúcar) que lo venden en un palito, con el cual me llevé un chasco importante. Me llamó muchísimo la atención que en los restaurantes ofrecen como bebida únicamente, gaseosa de naranja. (También agua)


Se puede ver como los vendedores hacen turrones y caramelos a la vista de todos, estirando las masas y elaborando a la vista esos productos. (Todos te dan a probar gratis, pero cuando abusas, te ponen un stop) Riquísimos!

Muchacho estirando la masa con la que posteriormente harán un turrón.
Ahí mismo en el barrio vas a cruzarte con el zoco musulmán, donde vas a encontrar todo tipo de artículos, más que nada de origen chino (no vi muchas cosas aludiendo a cultura musulmana). Venden de todo, desde anteojos, láminas para cuadros, souvenirs, imanes con la cara de Mao, juguetes para nenes. Se puede regatear y se obtienen muy buenos precios. 

Entrada al zoco

Tampoco hay que perderse a los vendedores de turrones verlos fabricar sus productos. Es asombroso, como estiran la masa, y lo cerquita que queda del piso (que está muy sucio por cierto). Me la pasé probando todo tipo de caramelos y de turrones por absolutamente todos los puestos. 
El barrio musulmán está lleno de gente, que van de un lado al otro, tanto turistas como los propios vecinos que hacen los mandados en esos callejones. También hay que tener cuidado y andar esquivando los carros que vienen repletos de mercaderías y a las motos que transitan por todas partes tocando bocina continuamente (al estilo indio).

Barrio musulmán de noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *